Medidas De Prevención Ante la Incontinencia Urinaria

Medidas De Prevención Ante la Incontinencia Urinaria

Como bien sabemos, la incontinencia urinaria es una enfermedad molesta que puede ser evitada si se toma una serie de medidas de prevención. Al tratarse de un tema que muchos evitan, y que además, podemos retrasar, te traemos una serie de recomendaciones que seguro te ayudarán a no sufrir de ella:

  • Dejar de lado los platos picantes. La ingesta de productos picantes con bastante frecuencia puede ser un gran aliciente para la aparición de los primeros síntomas.
  • Bebidas que contengan cafeína y alcohol deben ser consumidos pocas veces a la semana. Así mismo, es recomendable reducir las bebidas carbonatadas y los cítricos.
  • Siguiendo con las bebidas, es preferible no tomarlas justo antes de realizar algún tipo de entrenamiento o ejercicio físico.
  • Para no sufrir de estreñimiento, consumir productos que contengan fibra. La avena es un gran aliado para este tipo de casos.
  • Regular la dieta actual y adaptarla a una equilibrada. Con ello, se pretende evitar la obesidad y el sobrepeso, que son grandes factores a tener en cuenta, afectando directamente a la incontinencia.
  • Evitar beber líquidos antes de dormir, por lo menos dos horas antes de irse a la cama.
  • No hacer esfuerzo al orinar, ya que no solo ayudará al funcionamiento de la vejiga, sino a las posibles infecciones de orina que podría ocasionar.

En Urólogos Peña Hidalgo contamos con la experiencia suficiente para poder atender a tus dudas sobre la incontinencia urinaria. Tenemos en cuenta tus hábitos alimenticios, historial médico y tu vida cotidiana para hacer un diagnóstico ajustado a tu medida, de ese modo, podremos darte las indicaciones necesarias para tu tratamiento contra ella.

Si quieres pedir cita con nosotros, o simplemente tienes alguna cuestión que creas que debe ser valorada antes de venir a consulta, no dudes en contárnosla por teléfono en el 91 435 16 00. Te esperamos.

¿Qué es el láser verde (Green Light XPS)?

¿Qué es el láser verde (Green Light XPS)?

Según datos aproximados de la Asociación Española de Urología (AEU), en España casi 5 millones de hombres se ven afectados por la HBP (hiperplasia benigna de próstata) o el crecimiento anómalo de la glándula prostática que provoca problemas urinarios, por lo que este láser es una de las grandes novedades en el campo medico de los últimos tiempos.

En Peña e Hidalgo Urologos Madrid, te contamos más sobre el láser verde XPS. Es un dispositivo desarrollado en la clínica Mayo en Estados Unidos, que permite realizar cirugías mínimamente invasivas al paciente, emitiendo una luz verde con una longitud de onda de 532 nm y una potencia de 180W que permite vaporizar el tejido prostático en caso de compresión del conducto de la orina en el caso de la HBP (hiperplasia benigna de próstata).

La principal aplicación de este laser es el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata, es decir, el agrandamiento de la próstata y los problemas que eso ocasiona a un paciente, como pueden ser la repetida necesidad de orinar y aun mayor por la noche, dificultad para empezar a hacerlo o la detención durante el proceso de orinado y empezar de nuevo.

Otras aplicaciones de este tipo de laser pueden ser las infecciones de orina periódicas, presencia de sangre en la orina, incluso cálculos o lesiones en la vejiga o los riñones.

Las ventajas de este tipo de procedimientos quirúrgicos son varias. Dos de las principales son una hospitalización del paciente muy breve o incluso que no sea necesaria dicha estancia y, otra, es que se evita la posibilidad de sangrado durante la intervención, lo que evita trastornos hemorrágicos (sangrado, necesidad de grandes transfusiones de sangre, etc.)

De estas ventajas derivan otras como una recuperación más rápida del paciente y, en consecuencia, unos resultados más inmediatos, es decir, un alivio directo de los síntomas y un aumento del flujo urinario sin dificultades en un 200% aproximadamente. Estas ventajas se traducen en una permanencia en el tiempo, los resultados se mantienen al menos durante 5 años. Además, este tipo de intervención supone un ahorro en costes por paciente de cerca de 180 euros.