Lo que debes saber de la Laparoscopia

No lo leas, escúchalo.

En Urólogos Peña Hidalgo, urologos en Madrid, nos gusta informarte y darte todo detalle de los tratamientos y cirugías más actuales respecto a nuestro ámbito sanitario. Es por ello que hoy queremos adentrarte en el tema de la laparoscopia, contando en qué consiste y para qué es útil.

¿De qué se trata?

En primer lugar, se enfoca el término laparoscopia como una técnica de exploración que nos ayuda a sacar conclusiones para nuestros diagnósticos. Por otra parte, también es utilizada para realizar intervenciones quirúrgicas, mediante incisiones de pequeño tamaño, permitiendo a los pacientes tener una mejor y rápida recuperación.

Con ella, podremos observar el abdomen desde el interior, y se suelen introducir cámaras, pinzas y otros aparatos pequeños que permitan ser de utilidad sin tener que abrir del todo el abdomen. A pesar de no ser una operación de gran calibre como otras vistas en quirófano, no deja de ser preciso el uso de anestesia general, que permitirá realizar la práctica de manera segura, tanto para el paciente como para el cirujano.

Tipos de Intervenciones

Distinguimos distintos tipos de laparoscopia dependiendo del uso que se haga de esta técnica:

Laparoscopia quirúrgica: Es el tipo de intervención que más se ha desarrollado dentro de esta técnica, llegando a ser muy útil en todo tipo de operaciones. Las enfermedades en las que son más frecuentes son:

Hernia de hiato

Apendicitis aguda

Abdomen agudo

Obstrucciones intestinales

Tumores de colon y recto

Laparoscopia exploratoria o diagnóstica: Con ella, se pueden observar de manera directa ,el intestino delgado, intestino grueso y el estómago, en otros. Se suele realizar cuando un TAC o una ecografía no resulta de gran ayuda, de esta forma, y planteándolo de otra perspectiva, se puede determinar un diagnóstico mejor. Las enfermedades donde suele ser necesaria este tipo de intervención son:

Cuadros de dolor abdominal sin causa visible

Derrames e infartos intestinales

Hernias ocultas

Embarazo extópico, endometriosis y otras enfermedades que suelen confundirse con apendicitis

Conoce a Nuestros Profesionales

¿Qué riesgos conlleva?

Como técnica quirúrgica, la laparoscopia resulta bastante segura, pero dentro de ella hay una serie de riesgos a tener en cuenta. Entre los más frecuentes se encuentran:

La infección de la herida quirúrgica, aparición de hemorragia o mala cicatrización de la herida en cuestión.

En el seguimiento después de la intervención, se puede llegar a nivel interno, una lesión pasada desapercibida de los órganos. Por ejemplo, la lesión de vejiga, hígado o intestinos, visibles a modo de hemorragia; también; se pueden dar alteraciones en el funcionamiento urinario, en el cual una segunda intervención debe ser requerida.

Respecto a la anestesista, se debe hacer un breve estudio de cualquier antecedente que pueda provocar una reacción alérgica o complicaciones asociadas a la anestesia si se han realizado intervenciones previas.

Cuando tenemos en cuenta todos los factores que rodean a una operación, y los riesgos que conllevan, podemos hacernos una idea de lo que puede suponer en ventajas. De esta manera, nos gusta que nuestros pacientes sean conscientes de la intervención a la que se están sometiendo, ya que la transparencia para nosotros es algo clave.

Si precisas de este tipo de operación quirúrgica y necesitas más información, no dudes en contactar con nosotros.

Comparte

Facebook
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ARTÍCULOS MÁS VISTOS